//js/thickbox/thickbox.css" type="text/css" media="screen" />

ÚLTIMAS ENTRADAS

A primeros de marzo saltó la noticia de que Intermón Oxfam presentaba un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) que suponía  el despido de muchos trabajadores de esta entidad. Esta noticia sacudió violentamente al “sector” de las non profits en España y muy especialmente el de las ONGs dedicadas a la cooperación al desarrollo.

Durante los últimos 15 años las ONGDs españolas han tratado de adaptarse a las crecientes exigencias en su gestión, mejorando muy sensiblemente la calidad y la eficiencia en sus acciones, apoyadas fundamentalmente en una creciente profesionalización de sus estructuras de trabajo, tanto en sede con en “el terreno”. En una palabra, las ONGDs se ha profesionalizado, en mayor o menor medida, y eso ha repercutido de manera muy importante en el impacto de sus acciones. La cooperación española, hablando en términos generales, ha pasado en pocos años de ser una cooperación ’amateur’ y ‘voluntarista’ que desarrollaba sus acciones en escenarios tradicionales (sobre todo en América Latina)  a trabajar en escenarios nuevos y complejos (Asia, Magreb y Africa Subsahariana) y para ello ha sido decisivo el trabajo de jóvenes profesionales que han ido llegando a este sector procedentes de  la universidad, con formación específica de postgrado  y con ganas de “cambiar el mundo”. Las administraciones públicas españolas y los demás financiadores públicos y privados en general, han sido vitales en este avance cualitativo y cuantitativo de la cooperación española gracias a la aportación de fondos. Pero, si se me permite la expresión, ‘the party´s over’, o lo que es lo mismo, se ha cerrado el grifo de la financiación pública y a muchas ONGDs las ha cogido con el paso cambiado, desprevenidas, con una dependencia muy alta de los fondos públicos para cubrir sus costos fijos o de estructura (sirva el dato de que una de cada 3 ONGDs españolas dependen casi exclusivamente de la Administración para su supervivencia) y tal ha sido el ‘choc’, que todavía se está viviendo en la incertidumbre y nos seguimos preguntando todos los días: ¿Cuál es el camino?.

(más…)

VN:F [1.9.14_1148]
Rating: 8.4/10 (5 votes cast)