//js/thickbox/thickbox.css" type="text/css" media="screen" />

ÚLTIMAS ENTRADAS

Acabo de llegar a Santo Domingo la capital de República Dominicana. En el aeropuerto me está esperando un viejo y buen amigo: Manuel Matos, el delegado de Cives Mundi para la región del Caribe, sin lugar a dudas una de las personas más honradas, honestas y trabajadoras que gracias a mi trabajo he podido conocer a lo largo y ancho de este (puto) mundo. Manuel y yo siempre nos hemos entendido a la perfección y diría más, nos complementamos el uno al otro de forma extraordinaria. Él es una persona tranquila, cerebral, analista…. habla poco y piensa mucho y yo, todo lo contrario: soy nervioso, impulsivo,… hablo mucho y a veces pienso poco lo que digo. Manuel me conoce bien y sabe cuando tiene que intervenir, templar el balón (como los buenos centrocampistas) poner orden y abrir juego y yo agradezco mucho sus sabias tácticas.

Nos conocemos y trabajamos juntos desde hace años. Manuel se encarga de representar los intereses de Cives Mundi en República Dominicana y en Haití, de coordinar el trabajo de la organización con todos los socios locales, de la interlocución con los financiadores, de supervisar el trabajo del personal expatriado, etc. Además es el responsable del control económico de todos los proyectos y solo puedo decir de él que realiza su trabajo de forma impecable.

En esta misión no viajo solo. Me acompañan Toño (Cives Mundi) Roberto y Cristina Fundación Oxígeno) y Miguel (CIEMAT-CEDER). Nuestro objetivo es explorar y analizar las posibilidades de poner en marcha un programa de cooperación al desarrollo sobre energías renovables en Dominicana. Vamos a entrevistarnos con las autoridades competentes en este tema en la administración nacional, autoridades locales, expertos, donantes, ongs locales. Una agenda de trabajo comprimida, de la que esperamos extraer las claves para la posterior identificación y formulación del programa.

A lo largo de la misión tenemos también previstas visitas al terreno: Tamayo, Batey 4, Barahona, Pedernales, y cruzaremos la frontera para visitar Ans a Pitre (Haití) y conocer in situ la situación en la que viven las personas seguramente más desfavorecidas de toda la Isla de la Española. En nuestro trayecto aprovecharemos también para hacer el seguimiento de varios proyectos de Cives Mundi en la zona y nos reencontraremos con viejos amigos como Beneco Enecia, uno de nuestros héroes sociales más queridos pero esto merecerá un capítulo a parte.

VN:F [1.9.14_1148]
Rating: 7.8/10 (5 votes cast)

A primeros de marzo saltó la noticia de que Intermón Oxfam presentaba un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) que suponía  el despido de muchos trabajadores de esta entidad. Esta noticia sacudió violentamente al “sector” de las non profits en España y muy especialmente el de las ONGs dedicadas a la cooperación al desarrollo.

Durante los últimos 15 años las ONGDs españolas han tratado de adaptarse a las crecientes exigencias en su gestión, mejorando muy sensiblemente la calidad y la eficiencia en sus acciones, apoyadas fundamentalmente en una creciente profesionalización de sus estructuras de trabajo, tanto en sede con en “el terreno”. En una palabra, las ONGDs se ha profesionalizado, en mayor o menor medida, y eso ha repercutido de manera muy importante en el impacto de sus acciones. La cooperación española, hablando en términos generales, ha pasado en pocos años de ser una cooperación ’amateur’ y ‘voluntarista’ que desarrollaba sus acciones en escenarios tradicionales (sobre todo en América Latina)  a trabajar en escenarios nuevos y complejos (Asia, Magreb y Africa Subsahariana) y para ello ha sido decisivo el trabajo de jóvenes profesionales que han ido llegando a este sector procedentes de  la universidad, con formación específica de postgrado  y con ganas de “cambiar el mundo”. Las administraciones públicas españolas y los demás financiadores públicos y privados en general, han sido vitales en este avance cualitativo y cuantitativo de la cooperación española gracias a la aportación de fondos. Pero, si se me permite la expresión, ‘the party´s over’, o lo que es lo mismo, se ha cerrado el grifo de la financiación pública y a muchas ONGDs las ha cogido con el paso cambiado, desprevenidas, con una dependencia muy alta de los fondos públicos para cubrir sus costos fijos o de estructura (sirva el dato de que una de cada 3 ONGDs españolas dependen casi exclusivamente de la Administración para su supervivencia) y tal ha sido el ‘choc’, que todavía se está viviendo en la incertidumbre y nos seguimos preguntando todos los días: ¿Cuál es el camino?.

(más…)

VN:F [1.9.14_1148]
Rating: 8.4/10 (5 votes cast)